5 minutos de tiempo de lectura (952 palabras)

Lectura y bienestar

Da-del-libro--beneficios

 ¿Te gusta leer? ¿Cuál es tu libro favorito? ¿Aún no has terminado tu lectura y ya estás empezando otro libro diferente? Si es así, no lo dudes, la lectura es una costumbre beneficiosa para nuestra salud.

Aprovechando que hoy es día del libro, desde Di-capacitados te contamos los beneficios que te aporta la lectura para el bienestar de tu día a día. Aunque tranquilo, si leer no se encuentra dentro de tus hábitos, te damos varios consejos para que la lectura pueda convertirse en otra de tus rutinas. Comenzamos:

Beneficios que te aporta la lectura

Mejora tu reserva cognitiva

Si lees con regularidad estás de suerte. No importa ni el género ni el autor del libro, hay una cosa que está clara y es que la lectura mejora tu capacidad de imaginación y comprensión.

Además, podemos decir que favorece tu memoria. Y está demostrado. Al leer haces que el cerebro se acostumbre a recordar personajes, situaciones o detalles que te aportan un gran ejercicio mental.

Otra cosa a tener en cuenta es que debido a este buen funcionamiento cognitivo podrás protegerte de enfermedades neurodegenerativas. Lo que quiere decir que, si en un futuro sufres cualquier enfermedad cerebral degenerativa, como el Alzheimer, el proceso será más lento. 

Disminuye tu estrés

Leer es una actividad muy relajante ¿No te has dado cuenta?, te ayuda a liberar la tensión y a conseguir apartar tu atención de los problemas. Esto se debe a que la lectura reduce el nivel de cortisol del cuerpo.

Pero alejarse de los problemas no significa olvidarte de ellos. Nada de eso, al contrario. Al estar más relajado puedes enfrentarte a tus problemas con más tranquilidad y con pensamientos más objetivos. 

Te aporta aprendizaje continuo

Ahora ya sabes que al leer consigues dos cosas: establecer nuevas conexiones y fortalecer tu cerebro. Con ello, además de estimular tu actividad neuronal, favorecerás tu aprendizaje. Te motivará seguir leyendo y almacenando todo tipo de datos e información en tu cerebro—que por suerte estarás entrenando sin darte ni cuenta.

Es un motor económico y sencillo con el que empujarás el engranaje de tus capacidades cerebrales. Genial, ¿no? 

Te ayuda a dormir mejor

 Antes de acostarte, leer un libro bajo una luz tenue es una de las maneras más eficaces de calmar tu mente y ayudarte a dormir debido a que pone tu mente en modo descanso: liberación de tensión y estrés.

No hay mejor medicina para conciliar el sueño que leer durante media hora aproximadamente. Eso sí, ten en cuenta que no es adecuado leer en una tableta o móvil que emita una luz artificial porque en este caso, en lugar de relajarte te activará. Así que, antes de ir a dormir, despégate de tus aparatos electrónicos y envuélvete en esa historia que llevas a medias y deja que fluya el sueño.

Ayuda a fijarte metas

¿Qué te gusta leer? ¿Cuál es tu temática favorita? Si lees historias de superación, esto puede animarte a seguir como ejemplo a esa persona que estás admirando. Es decir, si te sientes identificado con algún personaje de tu libro, es posible que tomes medidas correctoras en tu día a día que favorezcan tu fijación de objetivos.  

Consejos para empezar a leer

¿Te aburres rápido leyendo? Posiblemente no entiendas el verdadero significado de la lectura. ¿Por qué rendirse tan rápido?

Si te encuentras entre aquellas personas a las que les resulte una tarea complicada leer de forma habitual, te daremos varios consejos que te facilitarán empezar a leer un libro: 

Elige un libro interesante

Lo primero que debes hacer es determinar el género por el cual comenzarás. Escoge un libro que llame tu atención y que sea el adecuado a tus preferencias. Por ejemplo, los amantes de la psicología escogerán un libro relacionado con la misma, los diseñadores de ropa querrán leer libros acerca de moda, ¿Cuáles son tus gustos?

Si eres primerizo puede resultarte un poco intimidante el amplio abanico de temas por los que empezar a leer. No te preocupes, nos pasa a todos. Por eso, si todavía no te decides, puedes recurrir a los clásicos o a recomendaciones de otras personas. 

Empieza con algo sencillo 

No es necesario que te compres la librería entera, puedes empezar por sacar algún libro de tu biblioteca más cercana. Es importante que te inicies en la lectura sin comprometer tu presupuesto. Además, con la era digital puedes acceder a la lectura de una forma más rápida y económica. En Di-Capacitados te ofrecemos un lector por voz que puedes instalarte en tu Tablet o móvil.  

Convierte la lectura en un hábito

Si quieres que la lectura se convierta en otra de tus rutinas, debes ser constante. Al principio te costará un poco, pero debes leer, aunque sólo sean unos minutos. Cada semana te será más fácil ir agregando más tiempo a tu lectura.  

Plantéate objetivos

Para poder adquirir el hábito es necesario enfocarlo a una meta específica, como "leer un libro al mes", para que el tiempo diario que dediques a tu lectura esté acorde con tu objetivo final.  

Relaciona la lectura con algo agradable

No vale que veas la lectura como una obligación. Debes relacionarla con la relajación, diversión o entretenimiento. No es tan difícil, ya verás.  

Cambia de temática

Igual que a ti, A todos nos gusta un género más que otro. Es importante que disfrutes todo lo que puedas sobre ese tema en particular, pero, ¿Cómo sabes que no te interesan otros géneros si no lo has probado? De vez en cuando, busca algo diferente y date la oportunidad de descubrir.  

"La lectura adelanta el tiempo de la vida y, paradójicamente, aleja el de la mente. Leer es buscar otras realidades para comprender mejor esta realidad."

Fabrico Caivan

Cursos para personas con discapacidad
Aprender a vivir en familia con una enfermedad neu...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Lunes, 23 Septiembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.